Receta de fabada asturiana
Legumbres y guisos,  Recetas a mano

Fabada asturiana

La fabada asturiana se elabora con faba asturiana (fabes en asturiano) y con su compango que son embutidos como chorizo, lacón, panceta y morcilla asturiana. Es importante que todos los ingredientes sean asturianos para conseguir el mejor sabor.

Es un plato que, según la sabiduría popular, “sabe mejor al día siguiente” de haberlo cocinado. Ya veréis que delicia esta fabada asturiana.

 

 

Es una receta simple de hacer, aunque no fácil. Existen ciertos factores a tener en cuenta a la hora de hacer la fabada asturiana y que pueden echar a perder su elaboración: no desalar bien el lacón, cocer a fuego fuerte, remover con algún utensilio o el empleo de ingredientes no adecuado. Siguiendo los pasos y utilizando los ingredientes que os indico seguro que os queda una fabada riquísima. Esta es la receta que se lleva haciendo en mi casa toda la vida, y la que más nos gusta. Dependiendo de la zona y de la tradición familiar, a veces existen variaciones. Por ejemplo, hay gente que no le echa cebolla ni ajo. Os animo a probarla porque está muy buena.

 

Ingredientes:

  • 500 gr de fabes de la granja (faba asturiana)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Un trozo de lacón salado
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturianas
  • Un trozo de panceta
  • Una hoja de laurel
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Azafrán
  • Sal

 

Preparación:

  • Primero, ponemos las fabes a remojo la noche anterior en una cazuela o bol grande. Tienen que quedar cubiertas con abundante agua fría porque crecen mucho. En otro bol ponemos a remojo el lacón para desalarlo.
  • Al día siguiente, echamos las fabes escurridas en una cazuela grande con los chorizos, las morcillas, el lacón, la panceta, el laurel, el diente de ajo, la cebolla pelada pero entera y las dos cucharadas de aceite de oliva. Cubrimos de agua hasta que haya más o menos un dedo de agua por encima de las fabes y las ponemos a fuego medio. A medida que va saliendo espuma, con cuidado usando una espumadera, vamos retirándola. En el momento que comiencen a hervir ponemos el fuego a medio-bajo.
  • Cuando sea necesario vamos añadiendo agua fría para “asustar les fabes”. Les fabes siempre tienen que estar cubiertas de agua pero no demasiada, como os digo, más o menos un dedo por encima.
  • A media cocción añadimos el azafrán y meneamos la cazuela (nunca debemos meter ningún utensilio para así evitar que se rompan).
  • Dependiendo de la calidad de les fabes pueden tardar en cocer entre 2 ó 3 horas. Cuando estén cocidas rectificaremos de sal. Si quedan un poco liquidas machacamos alguna faba y la añadimos a la cazuela, para que espese el caldo.
  • Retiramos del fuego y dejamos reposar un poco.
  • A la hora de servir, sacamos el compango lo partimos en raciones y lo servimos en un plato a parte. También retiramos la cebolla y la hoja de laurel.

 

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *