Receta de albóndigas de pollo con salsa de tomate
Carnes y aves,  Recetas a mano

Albóndigas de pollo con salsa de tomate

Las albondigas de pollo con salsa de tomate tienen menos grasa que las de ternera o cerdo y son ideales para los niños. Además, quedan muy suaves y jugosas.

Las albóndigas de pollo al tener poca grasa son ideales para dar a los niños y también a personas mayores.

 

Para hacer las albóndigas de pollo, tenemos que pedir a nuestro carnicero que nos pique la pechuga si no tenemos picadora en casa. Estas albóndigas son ideales para dar de comer a los niños, y no tan niños, porque suelen gustar a todo el mundo. Se pueden preparar con distintas salsas, pero en nuestra casa como más nos gustan es con salsa de tomate. Es una comida que se puede preparar con antelación, y así a la hora de comer solo tenemos que calentarlas. ¡Tienes que probarlas!

 

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 800 gr de carne de pechuga de pollo picada
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 100 ml de leche
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • Harina
  • Pan rallado
  • 70 gr de jamón serrano o york  en taquitos pequeños (se puede suprimir)
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para la salsa:

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

 

loading...

Preparación:

  • Primero, picamos la cebolla y el ajo y lo ponemos a pochar a fuego medio-bajo en una sartén hasta que se vea transparente.
  • Mientras, remojamos en pan en leche.
  • En un bol ponemos la carne de pollo y los taquitos de jamón. Añadimos las rebanadas de pan escurridas, el huevo, la cebolla y el ajo pochados, sal y pimienta. Mezclamos todo hasta que quede una pasta homogénea. Ahora, le añadimos un poco de pan rallado hasta que podamos manejarla bien.
  • Vamos formando bolas, todas del mismo tamaño, y pasándolas por harina. Las reservamos.
  • En una sartén echamos aceite hasta cubrir el fondo y un poco más y la ponemos a calentar. Vamos friendo las  albóndigas hasta que veamos que están doradas por todos lados pero no en exceso porque luego se terminan de hacer con la salsa. Las vamos pasando a una cazuela.
  • Para la salsa ponemos un chorro de aceite y cuando esté caliente echamos la cebolla, las zanahorias y un poco de sal. Dejamos que se poche un poco y añadimos los tomates bien lavados y en trozos no demasiado grandes. Dejamos que se cocine aproximadamente unos 40-45 minutos, removiendo de vez en cuando. Trituramos la salsa con una batidora o pasapurés. Si queremos que quede más fina y sin pepitas entonces la pasamos por un chino o colador.
  • Echamos las salsa sobre las albóndigas y dejamos cocer todo junto unos 10-15 minutos.
  • La podemos servir calientes acompañadas de unas patatas fritas  o de una ensalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *