Otras,  Pescados y mariscos,  Recetas a mano

Patatas marineras

Estas patatas marineras tienen como base las patatas , pescado y mariscos, pertenece a los platos de cocina tradicional.

Este plato se puede consumir durante todo el año y admite  variaciones en sus ingredientes, cambiando el pescado y el marisco por otros que sean de nuestro agrado o que tengamos en el momento que vamos a cocinar.

 

Yo soy mucho de platos de cuchara y este guiso de patatas marineras está para chuparse los dedos. A la hora de hacer esta receta, podéis cambiar algún ingrediente por otro que os guste más. Por ejemplo el bacalao por congrio, por calamares, también podéis añadirle almejas, cambiar los langostinos por gambas o gambones… Otra cosa que podéis hacer es añadirle guisantes, si os gustan. Ya veis que esta receta admite un montón de posibilidades. Es una receta ideal para cualquier fecha del año, es muy sencilla y queda muy sabrosa. En las tiendas de congelados podéis encontrar tacos de bacalao ya desalados que son ideales para hacer este plato, haciendo que así os salga más económica. Espero que lo probéis y os guste.

 

Ingredientes:

  • 800 gr de patatas
  • 400 gr de bacalao en tacos ya desalado
  • 12 langostinos
  • 1/2 kilo de mejillones
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Caldo de pescado o agua
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal

 

Preparación:

  • Primero, pelamos los langostinos. Reservamos los cuerpos y ponemos al fuego un cazo con un poco de aceite, y cuando esté caliente echamos las cáscaras y cabezas. Iremos machacándolas  con la ayuda de una cuchara de madera para que suelten todo su jugo. Cuando las cáscaras cambien de color, cubrimos con agua, y dejamos cocer todo junto, a fuego no muy fuerte, unos 10 minutos. Pasamos el caldo por un colador y reservamos.
  • Lavamos bien los mejillones y  los ponemos al fuego en una cazuela con un chorro de vino blanco,  un poco de agua y una hoja de laurel hasta que se abran. Cuando estén abiertos quitamos una de sus cascaras y reservamos el mejillón con la otra. El caldo lo pasamos por un colador y también lo reservamos junto al caldo de los langostinos.
  • En una cazuela echamos aceite hasta cubrir el fondo y, cuando esté caliente, añadimos la cebolla, el ajo y los pimientos picados. Dejamos que se haga a fuego suave hasta que esté todo bien pochado. Después, añadimos el tomate frito y dejamos que se haga un par de minutos.
  • Añadimos el pimentón y damos unas vueltas, con mucho cuidado de que no se queme.
  • Incorporamos ahora las patatas, que habremos pelado, lavado y cascado en trocitos más o menos iguales. Movemos para que se mezclen bien con el sofrito y añadimos el caldo de los langostinos y de los mejillones que teníamos reservado. Añadimos más caldo de pescado o agua hasta cubrir las patatas, y cocemos hasta que las patatas estén tiernas (si es necesario, podemos ir añadiendo caldo durante la cocción).
  • Cuando las patatas estén casi listas añadimos los tacos de bacalao y los cuerpos de los langostinos, así como los mejillones. Comprobamos el punto de sal. Y dejamos unos cinco minutos más al fuego.
  • Servimos este guiso bien calentito.

 

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *