Receta de Roscón de Reyes sin masa madre con Thermomix
Bollería y bizcochos,  Dulces,  Recetas con Thermomix

Roscón de Reyes sin masa madre en Thermomix

Esta receta de Roscón de Reyes es rápida ya que no se hace con masa madre, aunque si hay que respetar los tiempos de leudado.

El Roscón de Reyes es uno de los dulces más tradicionales de la Navidad. Puede comerse solo o relleno y adornarse con frutas escarchadas o con almendras fileteadas.

 

Últimamente siempre hacemos esta receta de Roscón de Reyes, que es de Prado Camacho, porque no necesita masa madre y por lo tanto es más rápido de hacer, además queda muy esponjoso. El roscón se puede adornar con frutas escarchadas, almendras y azúcar humedecida. También se puede comer solo o rellenarlo de nata montada, de trufa o crema pastelera. Lo tradicional es meterle una haba y una figura y quien encuentre el haba paga el roscón, aunque ahora en algunas pastelerías le meten hasta dinero. ¡Ya veréis que bueno queda!

Ingredientes:

  • 800 gr de harina de fuerza
  • 230 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 240 gr de leche entera
  • 100 gr de aceite de girasol
  • 70 gr de levadura de panadería
  • Un trozo de piel de naranja y otro de piel de limón bien secos y sin nada blanco.
  • 50 gr de agua de azahar

Para adornar el roscón:

  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de agua
  • Frutas escarchadas

 

Preparación:

  • Empezamos metiendo el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizando 20 segundos en velocidad 10. Bajamos con la espátula el azúcar que queda en las paredes y echamos la piel de naranja y la de limón. Pulverizamos 15 segundos en velocidad 10.
  • Volvemos a bajar los restos de las paredes del vaso con la ayuda de la espátula y añadimos la leche y programamos 4 minutos a 37 grados y velocidad 1.
  • Echamos la levadura de panadería desmenuzándola con las manos, los huevos, el aceite, el agua de azahar y la mitad de la harina. Programamos 15 segundos en velocidad 6 para que se mezcle. Incorporamos el resto de harina y amasamos 3 minutos en velocidad espiga.
  • Si no se ha mezclado bien mezclamos con ayuda de la espátula y volvemos a programar 2 minutos velocidad espiga. Dejamos que repose dentro del vaso tapándolo con un paño de cocina hasta que la masa salga por el bocal.
  • Cuando haya pasado el tiempo, con las manos o ayudándonos de la espátula metemos la masa dentro y amasamos 1 minuto en velocidad espiga.
  • Sacamos la masa del vaso y la volcamos sobre la mesa enharinada un poco, formamos dos bolas. Cogemos una y vamos dándole forma de rosquilla gigante, metiendo los dedos dentro y vamos a ir levantando para que con el peso se vaya estirando. La colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y poniéndole dentro del circulo un aro de emplatar o un recipiente apto para el horno, ligeramente engrasado, para que no se nos deforme el círculo. Esto mismo lo hacemos con la otra bola. Tapamos y dejamos levar hasta que doble su volumen.
  • Cuando haya leudado, pincelamos con huevo batido y decoramos a nuestro gusto con frutas escarchadas. Al azúcar le añadimos el agua para humedecerlo ligeramente y hacemos montoncitos que colocaremos sobre el roscón.
  • Metemos los roscones de uno en uno al horno precalentado a 170º-180º, colocando un cuenco lleno de agua en la parte de abajo del horno. Horneamos aproximadamente 20-25 minutos, dependiendo del horno.
  • Sacamos y dejamos enfriar. Si nos gusta más con relleno podemos rellenarlo de nata montada, crema pastelera, etc.
  • Una vez fríos ya podemos comerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *