Receta de bizcocho de yogur y manzana
Bollería y bizcochos,  Dulces

Bizcocho de yogur y manzana

Este bizcocho de yogur y manzana es muy sencillo de hacer y os encantará.

El bizcocho de yogur es una receta muy popular. Yo le he añadido manzana y el resultado es increíble. ¡Lo tenéis que probar!

 

Esta receta es una de las más populares de bizcocho de yogur. En este caso le he añadido manzana y me gusta mucho el resultado. No puede ser más sencilla ya que las medidas de los ingredientes se calculan con el vaso del yogur que vamos a utilizar.

Este bizcocho es ideal para tomar en el desayuno con un buen café o en la merienda. Si tienes invitados quedarán encantados cuando les sirvas este bizcocho. ¡Está súper bueno!

 

Receta de bizcocho de yogur y manzana

Ingredientes

  • Un yogur natural de 125 gr
  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 2 medidas del vaso de yogur de azúcar
  • 1 medida del vaso de yogur de aceite de girasol o de oliva suave
  • 3 medidas del vaso de yogur de harina
  • 1 sobre de levadura química en polvo (polvos de hornear)
  • 2 manzanas
  • Azúcar glas para decorar

Utensilios: molde de plumcake, batidora de varillas, varillas de mano o robot de cocina.

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  • Untamos el molde de plum cake de mantequilla y colocamos unas tiras de papel de hornear para facilitar después el desmoldado.
  • Batimos los huevos con el azúcar y cuando esté bien mezclado añadimos el yogur.  Cuando el yogur esté bien integrado vamos añadiendo el aceite poco a poco.  Añadimos la harina tamizada con la levadura química y seguimos batiendo pero a baja velocidad.
  • Vertemos la masa en el molde dando pequeños golpes para que se asiente bien la mezcla.
  • Pelamos las manzanas y las descorazonamos. Las cortamos en gajos delgados y los colocamos sobre el bizcocho montados unos encima de otros, como si fueran las tejas de un tejado.
  • Introducimos el bizcocho en el horno a media altura y lo horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante unos 40-45 minutos. El tiempo depende del horno. Para saber si el bizcocho está cocido, pinchamos en el centro con un palillo largo y si sale limpio ya está. Si no es así, lo dejamos unos minutos más en el horno.
  • Dejamos enfriar sobre una rejilla unos 15-20 minutos. Pasado el tiempo lo desmoldamos con cuidado y dejamos que se enfríe del todo.
  • Por último, espolvoreamos el azúcar glas y, ¡ya podemos degustarlo!

Nota: si vemos el el bizcocho se está tostando demasiado pero por dentro aún no está cocido, lo cubrimos con papel de aluminio y dejamos que se termine de hacer.

 

Quizás también te interese:

 

loading...

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *