Receta de mantecados
Bollería y bizcochos,  Recetas a mano

Mantecados

Los mantecados son unos dulces típicos de la Navidad muy fáciles de preparar y que, además, se pueden hacer con antelación.

Los mantecados nunca suelen faltar en nuestra mesa navideña. Este año sorprende a todos preparando mantecados caseros.

 

La Navidad es una fecha llena de recuerdos imborrables junto a nuestra familia. Estos recuerdos nos transportan en el tiempo a los viajes, comidas y cenas rodeadas de mucho cariño. Son fechas en las que siempre nos esmeramos un poco más en lo que cocinamos. Sobre todo hacemos una gran variedad de dulces y uno de los dulces navideños que se preparan en mi casa son los mantecados. Son un dulce tradicional de los llamados dulces de convento. Son muy fáciles de hacer y están muy ricos. Para conservarlos, yo los guardo en una lata metálica como las que se usan para guardar galletas. ¡Espero que os gusten!

 

Ingredientes:

  • 150 gr de manteca de cerdo
  • 150 gr de aceite de oliva suave
  • 75 gr de vino blanco
  • Harina a necesidad
  • Azúcar glass

 

Preparación:

  • Primero, metemos la manteca de cerdo al microondas, para que se derrita, durante un minuto aproximadamente. Cuando esté derretida, dejamos que temple un poco antes de seguir con la receta.
  • En una fuente echamos la manteca de cerdo, el aceite y el vino blanco. Vamos añadiendo harina poco a poco hasta que la masa no se nos pegue a los dedos.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Estiramos la masa con un rodillo entre dos láminas de papel de horno, dejando un grosor de 1,5 centímetros aproximadamente. Cortamos la masa con un cortapastas con forma redondeada o con un vasito. Según vayamos haciendo la masa de los mantecados, volvemos a juntarla y a estirarla para aprovechar la máxima posible.
  • Vamos poniendo los mantecados en la bandeja del horno sobre papel vegetal. Quizás os salga más de una bandeja de horno.
  • Llevamos los mantecados al horno unos 20-25 minutos a 180º con calor arriba y abajo.
  • Sacamos los mantecados pasado el tiempo y los dejamos enfriar un poco. Después, con ayuda de un colador, espolvoreamos encima de los mantecados azúcar glass.

 

Nota: No sacarlos de la bandeja hasta que no estén fríos porque rompen con facilidad.

 

Quizás también te interese:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *