Receta de plátano y chocolate
Bollería y bizcochos,  Dulces,  Mermeladas y frutas

Bizcocho de plátano y chocolate

El bizcocho de plátano y chocolate es una receta de aprovechamiento para usar plátanos maduros. Con un toque de chocolate ideal para desayunos y meriendas.

Ya verás que hacer el bizcocho de plátano y chocolate es muy sencillo. Es una receta deliciosa que merece la pena probar.

 

Me encanta desayunar con bizcochos preparados en casa ya que no tienen los conservantes, colorantes ni grasas saturadas que suelen tener los de compra. Este bizcocho de plátano y chocolate sirve como aprovechamiento de esos plátanos que se quedan en el fondo del frutero y que ya están demasiado maduros. Pero para esta receta resultan ideales. El plátano le da al bizcocho humedad y también sabor dulce, lo que hace que tenga una textura muy suave y jugosa. Si no tenéis o no quieres echarle las pepitas de chocolate podéis prescindir de ellas, el bizcocho estará igual de rico. Y si queréis echar chocolate pero no tenéis pepitas, podéis trocear una tableta.

 

Ingredientes:

  • 220 gr de harina de repostería
  • 180 gr de azúcar moreno (puede ser blanca pero el moreno da más humedad)
  • 3 huevos medianos
  • 2 plátanos maduros
  • 100 gr de aceite de girasol
  • Un yogur natural
  • 100 gr de pepitas de chocolate
  • 1 sobre de levadura en polvo o polvos de hornear
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal

 

Preparación:

  • Primero, ponemos el horno a precalentar a 180º calor arriba y abajo.
  • El molde de que vayamos a usar, lo untamos con un poco de mantequilla y lo espolvoreamos de harina o lo forramos con papel sulfurizado, para facilitar luego el desmoldado del bizcocho.
  • Tamizamos la harina, la levadura y la sal y las reservamos en un bol.
  • Machacamos los plátanos con ayuda de un tenedor y los reservamos.
  • Batimos los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla esponjosa. Agregamos el aceite y seguimos batiendo. Incorporamos el yogur, el plátano y la vainilla y batimos un poco.
  • Humedecemos un poco las pepitas de chocolate y las espolvoreamos con un poco de harina, así no caerán todas al fondo del bizcocho. Las incorporamos a la mezcla.
  • Echamos los ingredientes secos que teníamos reservados y mezclamos suavemente con una espátula haciendo movimientos envolventes, para que no pierda aire la masa.
  • Volcamos la masa en el molde y alisamos bien la superficie ya que tiene una textura bastante densa.
  • Metemos al horno durante 40-45 minutos. Pasado el tiempo, pinchamos con una brocheta y comprobamos que salga limpia. Si no es así, lo dejamos unos minutos más hasta que volvamos a comprobarlo y salga limpia.
  • Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar unos minutos en el molde antes de desmoldarlo.
  • Luego lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.

 

Quizás también te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *