Receta de mejillones en escabeche casero
Aperitivos,  Entrantes,  Entrantes y aperitivos,  Pescados y mariscos

Mejillones en escabeche caseros

La receta de los mejillones en escabeche caseros resulta muy rápida y fácil de hacer. Son ideales para servir de tapa o aperitivo.

Los escabeches son una forma muy práctica de conservar el pescado y algunos moluscos. Además, estos mejillones en escabeche saben genial.

A mi los escabeches me encantan y si son caseros mejor. Para esta receta, y para ahorrar tiempo, suelo comprar los mejillones congelados cocidos y sin conch. Así evito el trabajo de limpiarlos y cocerlos. Si los tenemos frescos tendremos que descartar los que estén rotos. Los limpiamos bien con la ayuda de un cuchillo debajo del grifo de agua fría. Luego los echamos en una cazuela con una mínima cantidad de agua, un chorro de vino blanco y una hoja de laurel. Tapamos y ponemos al fuego hasta que empiece a hervir el agua y a abrirse los mejillones, pasaran unos 8-10 minutos. Cuando estén todos abiertos ya los tenemos listos para disfrutar. Los escurrimos y reservamos el caldo colado para usarlo en sopas o arroces, también lo podemos congelar. Y ahora te explico como preparar los mejillones en escabeche.

Ingredientes:

  • 250 gr de mejillones congelados cocidos (sin concha) o frescos y cocidos previamente (más arriba os digo cómo hacerlo)
  • 2 hojas de laurel
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen
  • 100 ml de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce

Preparación:

  • Primero, dejamos descongelar bien los mejillones si los utilizáis congelados.
  • En una sarten echamos el aceite y los ajos picados. Dejamos que se doren ligeramente a fuego lento.
  • Después, añadimos el pimentón y el laurel removiendo fuera del fuego para que no se nos queme el pimentón. Luego echamos el vinagre y removemos bien.
  • Lo vertemos sobre los mejillones y dejamos que se enfríen. Una vez estén fríos  ya los podemos consumir, aunque pasadas 12 horas es cuando mejor están.
  • A la hora de conservarlos, procuraremos que el vinagre cubra bien los mejillones para que así nos duren varios días en la nevera.

Notas: Se puede reducir la cantidad de vinagre y sustituir por vino blanco, pero para mi pierden su encanto. También podéis echar el pimentón picante o echarle unas guindillas si  preferís que piquen un poco.

 

Quizás también te interese:

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *