Receta de centollo con queso cabrales y sidra
Aperitivos,  Entrantes,  Entrantes y aperitivos,  Pescados y mariscos,  Recetas a mano

Centollo con queso cabrales y sidra

Esta receta de centollo con queso cabrales y sidra tiene sabor exquisito. Es una combinación de ingredientes deliciosa que tenéis que probar.

En invierno es el mejor momento para comer centollo. Además, esta receta es ideal para los días de Navidad.

 

El centollo es un marisco que no suele ser demasiado caro, por eso me parece ideal proponeros una receta con él para esta Navidad. Os voy a enseñar a hacer un centollo con queso cabrales y sidra. La hembra del centollo es de menor tamaño que el macho pero tiene más carne. Para diferenciar el centollo de la centolla nos tenemos que fijar en el caparazón y mirar la tapa que cubre la parte inferior, si esta es ancha entonces es hembra, ya que cuando desova guarda sus huevas debajo, y si es estrecha es macho. Esta receta con centollo la podemos servir como entrante o como primer plato. El queso cabrales (que se puede sustituir por otro queso azul) y la sidra le aportan un sabor extra que hacen que sea una receta de diez.

 

Tiempo de preparación: 1 hora

Raciones: 1 centollo

Dificultad: media

 

Ingredientes

  • Un centollo de 1,2 kg aproximadamente (vivo o muerto)
  • 2 huevos
  • 50 gr de queso cabrales
  • 50 gr de sidra natural
  • Sal
  • Agua

 

Preparación

  • Primero, ponemos en una cazuela abundante agua fría con sal (unos 60 ó 70 gr de sal por cada litro de agua). Metemos el centollo vivo y con con las patas hacia arriba y encendemos el fuego. En cuanto comience a hervir el agua, lo dejamos unos 20 minutos. Si el centollo ya está muerto, lo echamos al agua cuando ésta ya esté hirviendo.
  • Mientras, ponemos a cocer los huevos y contaremos 12 minutos desde que empiezan a hervir. Una vez cocidos, los pasamos a un bol con agua fría con hielo para que se corte la cocción y se enfríen un poco rápidamente. Luego, los pelamos, los picamos menuditos y los reservamos.
  • Una vez cocido el centollo lo dejamos enfriar bien.
  • Cuando lo tengamos frío le quitamos la solapa, que se encuentra en la parte inferior del caparazón, haciendo una ligera presión, separamos el cuerpo con las patas del caparazón y reservamos el caparazón con cuidado de no perder el caldo que suelta. Arrancamos las telas que cubren el cuerpo y las desechamos.
  • Cortamos el cuerpo en cuatro y vamos retirando toda la carne, que iremos poniendo en un bol. Rompemos las patas con un martillo y sacamos también su carne.
  • Echamos al bol el huevo cocido, el queso desmigado y el jugo que habíamos guardado y lo mezclamos muy bien con un tenedor. Añadimos la sidra y seguimos mezclando hasta tenerlo todo bien integrado.
  • Lo ponemos dentro del caparazón y ya lo tenemos listo para servir.

 

Quizás también te interese:

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *