Receta de cerdo a la cerveza
Carnes y aves

Costillas de cerdo a la cerveza

Las costillas de cerdo a la cerveza resulta una receta ecónomica y con un sabor suave y delicioso que suelen gustar a todo el mundo.

La receta de costillas de cerdo a la cerveza es una receta muy sencilla de elaborar y acompañada de unas patatas fritas y una ensalada resulta un plato delicioso y completo.

 

Yo soy de la opinión que desde la cabeza hasta el rabo, todo es rico en el cerdo. Pero para la receta de hoy nos vamos a conformar con las costillas que están buenísimas de cualquier manera, ya sean fritas, guisadas o al horno. Esta receta de costillas de cerdo a la cerveza yo la preparo en dos partes: una en la cazuela y luego la termino al horno. Me parece que así quedan más jugosas, además podemos hacer la primera parte con antelación  y a la hora de comer las metemos al  horno y así adelantamos trabajo. ¡Espero que os guste!

 

Ingredientes para 6 personas:

  • 1.5 kg de costillas de cerdo
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 hojas de laurel
  • 1 lata de cerveza
  • Caldo de carne o agua
  • Sal
  • Pimienta
  • Hiervas provenzales
  • Aceite

 

Preparación:

  • Primero, separamos de una en una las costillas del costillar, es muy sencillo usando un cuchillo afilado separamos por la parte que hay carne entre una costilla y otra. También podemos mandar al carnicero que nos lo haga. Las salpimentamos.
  • Echamos aceite en un sarten y doramos las costillas a fuego medio alto por todos los lados y vamos pasándolas a una cazuela baja y grande cuando estén doradas.
  • Pelamos y picamos la cebolla muy fina y se la añadimos.
  • Echamos también los dientes de ajo sin pelar y un poco chafados, las hojas de laurel y las hiervas provenzales. Añadimos el aceite de freír las costillas y la lata de cerveza.
  • Ponemos la cazuela al fuego y dejamos que se cocine a fuego medio durante unos 45 minutos aproximadamente, esto depende del grosor de las costillas. Tienen que quedar prácticamente hechas porque en el horno las vamos a tener poco tiempo. Vamos añadiendo caldo o agua según lo vayan necesitando.
  • Pasado el tiempo pasamos las costillas a una bandeja de horno.
  • Llevamos a hornear con el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo durante unos 10-15 minutos y luego ponemos a gratinar 5 minutos, vigilando no se nos quemen para darles un tono más crujiente.
  • Ya podemos servirlas y disfrutarlas con una guarnición de patatas, ensalada o ambas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *